SANTO DOMINGO. Desde el pasado viernes, la Policía Nacional y el Ministerio de Defensa ejecutan un plan de seguridad tendente a controlar los actos delictivos que ocurren a diario en el país. Para ello se dispuso un mayor patrullaje en las calles y avenidas, que realizarán de manera conjunta miembros de ambas instituciones. Sin embargo, en todo el fin de semana fueron pocos los que sintieron la presencia de las patrullas en las calles, y hay sectores que dudan de la efectividad de un plan que se realiza sin involucrar a la ciudadanía, y que no responde a una política clara que enfrente de manera contundente a la delincuencia.
Ayer, el jefe de la Policía, mayor general Nelson Peguero Paredes, fue enfático en que no permitirá que ningún delincuente o el grupo que se trate, se imponga a las autoridades, y advirtió que la institución dará repuesta a la ola delictiva, “no importa lo que tenga que hacer”.
“A la población, que espere resultados, que yo tengo la obligación de dar resultados, y los vamos a dar, no importa lo que tengamos que hacer”, respondió al ser cuestionado por periodistas en el Palacio de la Policía.
Al preguntarle sobre los métodos que se ejecutarán para dar respuesta, y señalarle algunos hechos de personas que han muerto en las últimas horas a manos de agentes policiales, respondió que la Policía Nacional no va a permitir que la delincuencia mate a sus miembros, y que los agentes tienen el derecho de defender su vida.
Aseguró que las medidas que se están adoptando son efectivas, “y seguirán siendo efectivas”, pero sin entrar en detalles de cuáles eran. “Nosotros vamos a implementar todos los métodos que emplea la Policía a nivel mundial para reducir la delincuencia y la criminalidad”, enfatizó.
Para la ejecución del plan, el ministro de Defensa, teniente general Máximo William Muñoz Delgado, informó que esa institución dispondrá de 1,200 hombres a nivel nacional, en cada turno de servicio, que se sumarán a los agentes policiales que se encuentran patrullando.
Dicha medida se adoptó luego de un encuentro en el Palacio Nacional con el presidente Danilo Medina.
Poco efectivo
El director ejecutivo de la Fundación Institucionalidad y Justicia (Finjus), Servio Tulio Castaños Guzmán, dudó ayer de la efectividad de las acciones, que recuerda, no es la primera vez que se realiza en el país ante determinadas situaciones de violencia y criminalidad.
“El problema de la criminalidad no se ataca matando delincuentes, porque cuando se matan cuatro nacen 100, eso se enfrenta atacando las causas que la generan, y ahí el Presidente de la República tiene que tomar el liderazgo y someter al desorden, sin importarle el costo político que eso implicará”.
Castaños Guzmán cuestiona que el plan que se implementa en la actualidad no responde a una política estatal, y considera que si no se involucra a la ciudadanía en el desarrollo de políticas bien definidas, ninguna acción dará los resultados esperados.
El representante de Finjus entiende necesario que, bajo la dirección directa del presidente Medina, todos los sectores se sienten en una mesa redonda para idear entre todos la mejor forma de atacar a la delincuencia.
Pero Peguero Paredes está confiado en las acciones que desarrollan, y aunque dice respetar las opiniones que pueda tener cada quien, reitera que la población debe esperar los resultados, porque “habrá resultados”.
Pocos sienten que haya aumentado el patrullaje
Durante un recorrido ayer por varios puntos de la ciudad, fueron pocos los agentes que el equipo de DL logró ver en las calles y al cuestionar a ciudadanos si habían notado mayor presencia policía, pocos contestaron afirmativamente.
Luisa de la Cruz reside en Los Prados de San Luis, y asegura que ella no ha visto ningún patrullaje.
Hilda Ubiera reside en Vista Hermosa, por la Carretera Mella, y tampoco siente que en la zona haya más presencia policial.
En Cancino, Arnold Michell se queja de lo mismo y afirma que en horas de la mañana una joven fue asaltada por la falta de vigilancia en ese sector. “Ellos no vienen, eso es a los barrios ricos y a las avenidas que van, pero a los barrios no vienen”, comenta.
Por el contrario, Rafael Báez y William Adom, ambos residentes en el Ensanche Luperón, dicen que sí hay más presencia policial, y valoran el papel que hacen los agentes en las calles.

Fuente: http://www.diariolibre.com/noticias/sucesos/dudan-de-que-el-plan-de-seguridad-pueda-ser-efectivo-BY4001298
 
Top