SANTO DOMINGO. Danilo Medina Juró por segunda vez como presidente de la República y le ha presentado al país un nuevo gabinete, totalmente renovado, incorporando notables figuras que antes fueron sus fervientes opositores, moviendo otros y atrayendo a seguidores y simpatizantes de líderes morados.
En la conformación de su gobierno incorporó a importantes personalidades, como es el caso del presidente del PRD, Miguel Vargas Maldonado nombrado Ministro de Relaciones Exteriores, uno de los principales puestos que hay en el tren gubernamental, así como a otros miembros del partido blanco, la organización más crítica a los gobiernos morados.
En este segundo período, el presidente ha logrado cambiar la cara de su gobierno, queriendo dar señales claras de que “todo será de diferente” y prometiendo “el cielo” para que todos juntos, “busquemos solución a los principales problemas que nos quedan por resolver”.
Al igual que en su primer mandato, Medina sigue enarbolando la bandera del crecimiento económico como su mejor carta de presentación, y ha expresado su preocupación por la Seguridad Ciudadana, la salud, la educación, entre otros temas que aquejan a la sociedad.
Si embargo, algunos expertos entienden, entre ellos el Banco Mundial, que ese crecimiento económico, no ha llegado a la clase más necesitada y aseguran que la República Dominicana sufre una profunda desigualdad en el reparto de renta y riqueza, y la tasa de pobreza, aunque ha disminuido en los últimos años, alcanzó el 32,3 % en 2015 y la de pobreza extrema el 7 %.
Desde la toma de posesión, el presidente Danilo Medina , anunció que impulsaría un plan de superación de la pobreza y la creación de 400.000 empleos, así como luchar contra la corrupción.
Uno de los desafíos del presidente en este segundo mandato, es mantener una inflación promedio que continúe en torno al 2.5% anual, lo que constituye el menor promedio de los últimos 50 años para un período gubernamental.
Desde el nuevo gobierno se ha prometido mantener el déficit de la cuenta corriente de la Balanza de Pagos del país lo más bajo posible, el pasado período se redujo en casi 5 puntos porcentuales del PIB, al bajar de 6.6% a 1.9% a finales del año 2015.
Otro aspecto es que Danilo Medina ha querido reorientar su gobierno por los senderos de la pulcritud y la honestidad en el manejo de los fondos y para esto, cinco días después de su juramentación, convocó al Consejo de Ministros ampliado donde les trazó de manera personal, lo que sería su segundo mandato y que estaría basado en los postulados de “mano limpia”.
Tras iniciarse su segunda mandato, el mandatario ha puesto empeño en sacar de la desigualdad a miles de dominicanos y del analfabetismo, enseñando a leer y a escribir a miles de dominicanos que hoy se encuentran sumidos en una especie de “limbo intelectual”.
En ese sentido, el Presidente ha prometido desde su instalación dar una educación de calidad, salud para todos, democratización del crédito, acceso a viviendas dignas, empleo de calidad y seguridad social. “Son conquistas esenciales, que parecían imposibles y ahora se han vuelto irrenunciables para la gran familia dominicana”, dijo Medina.
Tras su juramentación el agosto pasado, el mandatario ha dado instrucciones para que todos los funcionarios trabajen en beneficio de la población, hacer que cada dominicano tenga un empleo y su calidad de vida mejore constantemente. Desde el inicio de este gobierno, Medina ha prometido en varias ocasiones y foros, seguir reduciendo la pobreza y ha alegado que en este período otros 830 mil dominicanos más saldrán de la pobreza.
Para esto anunció recientemente poner en marcha un Plan Integral de Superación de la Pobreza Extrema, no solo para combatirla a corto plazo, sino para combatir las causas que la originan y romper la cadena de reproducción intergeneracional de la misma. “Es decir, para evitar que haber nacido en condición de pobreza se transmita a la siguiente generación casi como una condición inevitable del destino”, dijo el mandatario.
En su discurso de toma de posesión, Danilo Medina prometió a aumentar la cobertura de la tarjeta solidaridad y otros programas de transferencias, pero sobre todo sumar esfuerzos para atajar conjuntamente todas las dificultades que llevan a familias y comunidades a recaer en la pobreza.
Lo que ha tenido que enfrentar
En su corto mandato, ha tenido que enfrentar grandes inundaciones que han provocado miles de damnificados, provocando daños en la agricultura y en obras civiles por más de 30 mil millones de pesos. Sin embargo, el gobierno en pleno ha acudido en auxilio para salvar vidas y reponer bienes de los afectados.
Entidades como el Plan Social de la Presidencia, los Comedores Económicos, Ministerio de Obras Públicas y otras instituciones del gobierno, han acudido de manera masiva a ayudar a los habitantes de las zonas afectadas, especialmente en Puerto Plata.
El gobierno ha prometido solucionar los problemas a los damnificados, y en el caso de los productores ha dispuesto de más de RD$7 mil millones en préstamos para desarrollar el agro.
Un plan de viviendas para los más pobres
Un plan de viviendas para los más pobres
Danilo Medina prometió crear un plan que incluirá intervenciones habitacionales y de mejoramiento del entorno, incluyendo su seguridad, así como creación de empleos, programas de desarrollo local y expansión de las redes de seguridad social, tanto a través del seguro familiar de salud como de las transferencias condicionadas. También incluirá la creación de capacidades y desarrollo del capital humano y la protección especial de grupos vulnerables. También desde el gobierno se expandirá y se consolidará la estrategia “Quisqueya sin Miseria” a través de programas especiales dirigidos a la adolescencia, la juventud, las mujeres, la población envejeciente y en condición de discapacidad. “Y junto a este esfuerzo, vamos a establecer estrategias de formación y creación de empleo, para apoyar de cerca a nuestros jóvenes y nuestras mujeres en los barrios y en los campos del país”, dijo el presidente el día que juró por segunda vez.
 
Top