El acuerdo interno en el bloque del FpV del Senado era que iban a votar la ley de Ganancias el martes, sin discusión y sin hacer ni una modificación al proyecto aprobado por Diputados. Pero el líder de la bancada, Miguel Ángel Pichetto, revisó esa decisión y aplazó el tratamiento de la iniciativa hasta al menos el miércoles. "Correr la sesión es un indicio de que se le van a hacer cambios a la ley", interpretó ayer un senador de ADN 100% justicialista.
El mismo análisis hacían en el ala cristinista de la bancada. "La Casa Rosada ya está presionando a los gobernadores para que se le hagan retoques. Incluso, no descartaría que la ley no se trate y quede planchada en el Senado", dijo un senador K.
La estrategia de la Casa Rosada es producir una grieta en la mayoritaria bancada del FpV. Se llamó a reunión de bloque para el lunes a las 18, donde los senadores tratarán de unificar una postura. En la bancada hay senadores que están convencidos de que la ley saldría sin que se le tocase una coma, pero otros ya vislumbran dudas y directamente hablan de un final abierto.
La decisión de aplazar un día la sesión fue de Pichetto. "Yo le pedí a (Federico) Pinedo postergar el tratamiento. Necesitábamos primero escuchar a los gobernadores y analizar el impacto fiscal de la ley", contó a Clarín el jefe del FpV.
Hay especulaciones de que ante la falta de consenso interno sobre qué hacer, Pichetto podría dar libertad de acción a los senadores de la bancada. Eso podría favorecer a la estrategia de la Casa Rosada. Sin una posición homogénea, varios del FpV podrían acompañar en la votación al oficialismo.
"En principio, vamos a tratar de tomar una posición unificada como bloque", adelantó ayer Pichetto.
Para el martes 13 fue convocada la comisión de Presupuesto. La idea es que ahí opinen sobre la ley gobernadores y un par de funcionarios nacionales. "Estoy a favor de lo aprobado por Diputados, pero quiero que los gobernadores expresen públicamente su posición", reclamó el K sanjuanino Ruperto Godoy.
Habrá que ver qué dice Sergio Uñac, gobernador de San Juan. Lo aprobado en Diputados reduce los fondos por coparticipación que recibe su provincia y reinstala las retenciones mineras, actividad central en esa provincia.
Para un senador del PJ de una provincia del interior también la clave será lo que dispongan los gobernadores. "Algunas provincias tomaron deuda en dólares, si les cae la recaudación van a estar en problemas", apuntó.
Pero en el peronismo se le atribuye al gobernador pampeano Carlos Verna sostener que lo que cae de recaudación vuelve a las provincias a través del mayor consumo por la suba del mínimo no imponible.
La idea es dar dictamen ese mismo martes al proyecto. Una versión ayer era que la iniciativa podía sufrir algunos cambios, con lo que volvería a Diputados. Puntualmente se hablaba de corregir "inconsistencias" en el sistema de recaudación.
Pero de producirse modificaciones seguramente serán con la venia de Sergio Massa. "Si hacemos cambios con los que él no está de acuerdo, lo dejaríamos pagando", apuntaron en la bancada mayoritaria.
Un último factor a tener en cuenta es que puede haber senadores que no acepten pagar el costo de cambiar la ley cuando los diputados de sus mismas provincias la votaron a favor. En esa situación podrían encontrarse, entre otros, el entrerriano Pedro Guastavino, el salteño Rodolfo Urtubey y el sanjuanino Godoy.
En lo que si hay consenso en el bloque es en la bronca con la Casa Rosada por la "gran impericia" con que manejaron Ganancias. "Si no tenían control del proyecto, ¿cómo lo incluyeron en extraordinarias?", se preguntó un senador clave del PJ.
Critican también que el martes que viene cuando supuestamente debe cerrarse el acuerdo, los ministros de Hacienda y del Interior, Alfonso Prat Gay y Rogelio Frigerio, estarán afuera del país. "En términos políticos, son un mamarracho", castigaron.

Fuente: http://www.clarin.com/politica/Senado-grieta-FpV-final-abierto_0_1701430029.html
 
Top